Características de los derechos de aprovechamiento de aguas

Los derechos de aprovechamiento de aguas (DAA) son consuntivos o no consuntivos; de ejercicio permanente o eventual; continuo, discontinuo o alternado entre varias personas. Las aguas se dividen en marítimas y terrestres. Las disposiciones del Código de Aguas sólo se aplican a las aguas terrestres. Son aguas pluviales las que proceden inmediatamente de las lluvias, las cuales serán marítimas o terrestres según donde se precipiten. Las aguas terrestres son superficiales o subterráneas. Según la accesibilidad al recurso, las aguas se pueden captar de forma gravitacional o mecánica.

Uso consuntivo

Aquel que faculta a su titular para consumir totalmente las aguas en cualquier actividad.

Uso no consuntivo

Aquel que permite emplear el agua sin consumirla y obliga a restituirla en la forma que lo determine el acto de adquisición o de constitución del derecho.

Ejercicio permanente

Aquel que faculta para usar el agua en la dotación que corresponda, salvo que la fuente de abastecimiento no contenga la cantidad suficiente para satisfacerlos en su integridad, en cuyo caso el caudal se distribuirá en partes alícuotas.

Ejercicio eventual

Aquel que faculta para usar el agua en las épocas en que el caudal matriz tenga un sobrante después de abastecidos los derechos de ejercicio permanente. El ejercicio de los derechos eventuales queda subordinado al ejercicio preferente de los derechos de la misma naturaleza otorgados con anterioridad.

Ejercicio (ciclo) continuo

Aquel que permite usar el agua en forma ininterrumpida durante las veinticuatro horas del día.

Ejercicio (ciclo) discontinuo

Aquel que sólo permite usar el agua durante determinados períodos.

Ejercicio (ciclo) alternado

Aquel en que el uso del agua se distribuye entre dos o más personas que se turnan sucesivamente.

Naturaleza superficial

Son aguas superficiales aquellas que se encuentran naturalmente a la vista del hombre y pueden ser corrientes o detenidas. Son aguas corrientes las que escurren por cauces naturales o artificiales. Son aguas detenidas las que están acumuladas en depósitos naturales o artificiales, tales como lagos, lagunas, pantanos, charcas, aguadas, ciénagas, estanques o embalses.

Naturaleza subterránea

Son aguas subterráneas las que están ocultas en el seno de la tierra y no han sido alumbradas.

Captación gravitacional

Se refiere al simple escurrimiento de las aguas por gravedad a través de bocatomas, canales, zanjas, tuberías, etc. Se utiliza este método cuando el aprovechamiento de las aguas se encuentra a una cota menor que la del punto de captación. Este método es prácticamente exclusivo de aguas de naturaleza superficial.

Captación mecánica

Se refiere a la elevación del agua por algún equipo mecánico, como bombas o succionadores, para su posterior conducción. Los equipos mecánicos requieren una fuente de energía externa, como electricidad o combustible. Se utiliza este método cuando la conducción de las agua debe sortear algún obstáculo que está a un cota superior a la del punto de captación. Este método se utiliza en aguas subterráneas y superficiales.